Vuelve a la rutina de manera saludable

Damos la bienvenida a septiembre, el mes de la vuelta a la rutina y los nuevos propósitos. Son muchos los que se toman este mes para mejorar o cambiar aspectos de su vida, como dejar de fumar, hacer deporte, comenzar a estudiar, etc., y es que lo asociamos a la vuelta al colegio de cuando éramos pequeños. Aprovechando este recuerdo de regreso a la rutina, pongámonos las pilas este septiembre para mejorar poco a poco nuestro estilo y calidad de vida.

Preobar te anima a que uno de tus propósitos este septiembre sea llevar una vida más sana y saludable, reduciendo de peso, moviendo tu cuerpo, durmiendo bien, y sobre todo, disfrutando de la vida. A continuación, te damos unos consejos para que sea más sencilla esta vuelta a la rutina:

  1. Realiza un planning alimenticio semanal. Escribe en un papel qué comerás cada día de la semana y qué ingredientes necesitas. Aprovecha la comida local y de temporada, le dará un mejor sabor a las comidas y éstas serán de mayor calidad nutricional.
  2. Realiza ejercicio físico a diario. Busca un deporte que te guste (pasear, nadar, voleibol, padel, gimnasio…). Deja de ser sedentario: sube las escaleras en lugar del ascensor, ve al trabajo en bicicleta o haz la compra andado.
  3. Vuelve a tus horarios regulares. Guarda tiempo en el día para hacer deporte, disfrutar de la familia, y dormir bien. Recuerda los efectos negativos que tiene el dormir poco y mal en este artículo.
  4. Controla tu hambre emocional, es decir, no comas en situaciones de estrés o agobio. En esta entrada hablamos sobre el comer sin tener hambre.
  5. Ponte un objetivo a corto plazo, realista y alcanzable. Por ejemplo: entrar en un pantalón que se te quedó pequeño, reducir una talla de pantalón, andar los mismos kilómetros en menos tiempo o adelgazar X kilos antes de navidades.
  6. Hidrátate de agua durante el día. No bebas refrescos, zumos, aquarius u otras bebidas para reducir tu sed. El agua es tu mejor aliado.
  7. Huye de las dietas milagros, ¡son muy peligrosas! Quizás podrás ver resultados a corto plazo, pero a medio plazo pondrás muchos más kilos y tu organismo funcionará mal.
  8. No dejes de comer para adelgazar. Pasarás hambre, lo cual te hará comer de una manera más compulsiva y tendrás mayor tentación de comer productos procesados y no saludables.
  9. Cocina tus propias comidas. Evita la comida precocinada. Acostúmbrate a leer el etiquetado nutricional de los alimentos que uses, para así elegir el mejor.
  10. No rechaces planes con amigos o familiares por “la dieta”. Es posible salir y pasarlo bien a la vez que te alimentas bien. Evita los fritos, las salsas y beber abundante alcohol.

Lleva estos pequeños trucos a tu rutina y notarás una mejora del estilo de vida. Puede que al comienzo te resulte difícil, pero el esfuerzo siempre tiene su recompensa.

¡De este mes no pasa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.