Para comenzar a realizar deporte hay dos factores fundamentales: la motivación y unas buenas zapatillas. La motivación debes de buscarla logrando objetivos alcanzables a corto plazo, te darás cuenta de que el esfuerzo tiene su recompensa y te ayudará a elevar tu autoestima y tu motivación.  Las zapatillas dependerán del tipo de deporte que realices o quieras realizar, así como en la superficie que lo vayas a realizar (asfalto, montaña, césped, tierra…).

En este post vamos a explicar qué tipo características generales deben de tener las zapatillas deportivas ideales. Estos son nuestros 10 consejos claves:

  1. Si ya tienes unas zapatillas comprueba que están en buen estado. Debes comprar unas nuevas si presentas molestias en tobillo, rodilla, gemelos o cadera, si tienes la suela desgastada, o si la zona del empeine está desgastada o descosida.
  2. No las compres porque sean bonitas o porque peguen con tu ropa deportiva. No te dejes guiar por la marca ni por el estilo.
  3. Las zapatillas para correr o andar rápido sirven para entrenar en la sala, pero las zapatillas para entrenar en sala no siempre sirven para correr o andar rápido.
  4. Busca unas zapatillas con una buena amortiguación. Si pesas más de 80 kilos, una buena amortiguación sería de doble cámara, una detrás en la suela y otra en la parte delantera.
  5. Es igual de importante la transpiración. Busca unas zapatillas con rejillas de entrada de aire.
  6. El mejor día para comprarlas es por la tarde, ya que los pies están más hinchados. Durante la práctica deportiva se hinchan los pies.
  7. Cuando te las pruebes, deberías poder mover y estirar todos los dedos.
  8. Deja la anchura de un dedo de la mano entre el dedo más largo del pie y la puntera de la zapatilla para que no te haga daño la zapatilla.
  9. Pruébate la zapatilla con el mismo calcetín con el que vayas a practicar deporte.
  10. Y lo más importante, siéntete cómodo con ellas, que no te molesten y te sientas seguro y firme con ellas.

Si padeces de dolor de pies, tobillos o rodilla, te recomendamos que acudas a tu podólogo de confianza para que valoren la posibilidad del uso de plantillas o te digan el tipo de pisada que presentas, ya que existen zapatillas específicas para cada tipo (pronador o supinador).

No existe una zapatilla perfecta para todos, no te guíes por las recomendaciones de los demás. Cada pie y cada persona es diferente, por lo que las zapatillas también.  

Lo barato siempre sale caro. Invierte en tu salud y tu bienestar.

Categorías: Consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish