El auge de la digitalización en el sector sanitario

El auge de la digitalización en el sector sanitario

Nos encontramos en un momento de increíble auge tecnológico; algunos ya hablan, incluso, de revolución industrial 4.0. Todas las nuevas tecnologías que oímos cada día, tales como Internet of Things, Big data, Blockchain o Inteligencia Artificial, están implementándose, también, en el sector salud. Es más, según Deloitte, en tan solo dos años y medio el número de aplicaciones de salud asociadas a wearables se ha duplicado hasta llegar a más de 200.000 en el primer cuatrimestre de 2017.

Todas estas nuevas técnicas se enfocan en mejorar los modelos asistenciales y de atención a los pacientes. Actualmente, la tecnología ya permite que muchas personas estén conectadas entre sí, lo que da lugar a redes de dispositivos interconectados e inteligentes, que pueden enviar y recibir información y automatizar tareas clave.

Cada vez más, las empresas están desarrollando productos y aplicaciones que entran en el mercado con una capacidad de conectividad y movilidad que hasta ahora no eran posibles. Los mismos dispositivos que las empresas han estado produciendo desde hace años son capaces de conectarse a otras redes y sistemas y generar datos que proporcionan un gran beneficio para los profesionales sanitarios, mejorando los resultados en salud, la calidad de los diagnósticos y generando modelos predictivos que nos permitirán predecir futuras patologías, con una mejora de la calidad de vida y afinando los tratamientos a través de la medicina de precisión.

El manejo y uso de Big Data ya facilita el análisis y procesamiento de grandes cantidades de información que, continuamente, generan los pacientes. Esto permitirá, con los años, la personalización de tratamientos, ayudará a identificar factores de riesgo o mejorará la prevención de muchas enfermedades, entre otros elementos. En definitiva, incrementará la eficiencia y productividad de los procesos, resultando en algo muy beneficioso para los profesionales y pacientes.

Un ejemplo de todo ello es Preobar. Una plataforma de monitorización de pacientes, que permite la conexión con múltiples dispositivos que están continuamente revelando información sobre el paciente, que incorpora las video consultas o hace uso de chat bot. También permite la gestión más eficiente de citas y un control más exhaustivo del paciente por parte del médico. Una solución que mejora la calidad de vida y atención del paciente, la carga de trabajo y organización del médico y la productividad de las clínicas y centros médicos.

Asimismo, desde Deloitte hacen cinco predicciones sobre el sector para el año 2025. Estas son:

  1. El hogar será dónde se realice el cuidado y seguimiento rutinario.
  2. Solo se usarán los centros hospitalarios para tratamientos especiales o emergencias.
  3. Muchos contactos entre el médico y el paciente se materializarán de manera virtual y mediante chatbots.
  4. Más del 70% de los españoles harán su consulta por conexión video.
  5. Las personas estarán mucho mejor informadas sobre su perfil genético, su salud actual y posibles patologías futuras.

Como siempre ocurre con cualquier avance tecnológico en todos los sectores y campos donde tiene lugar, la calidad de vida de todos, mejora considerablemente. Y, aunque al principio podamos ser reacios a tan grandes cambios, los resultados y consecuencias de su implementación acaban siendo muy fructuosos.

Vicente
  • Autor: Vicente Moreno
  • Economista de Preobar
  • Experiencia previa en economía empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.